Chlorela Orgánica en Polvo, 150g

Precio habitual $ 310.00

Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

La cúrcuma, también denominada azufre de Indias, es una planta muy apreciada porque ofrece una gran versatilidad gastronómica y se le atribuyen propiedades medicinales contra el cáncer, el colesterol alto o la artrosis, entre otras enfermedades. Es nativa del suroeste de la India y pertenece a la misma familia que el jengibre.

Al rallar y desecar su rizoma -tallo que crece por debajo de la tierra y en horizontal- se obtiene un polvo amarillo o naranja que contiene entre un 2 y un 5% de curcumina, compuesto al que se achacan los beneficios para la salud.

Ese polvo amarillo no debe confundirse con el curry, que contiene curcumina, pero es una mezcla de más especias, como cilantro, comino, alholva, jengibre…


Composición nutricional

La cúrcuma contiene fibra, proteínas, niacina, vitaminas C, E y K, sodio, potasio, calcio, cobre, hierro, magnesio, zinc… Pero, dado que que trata de un condimento para dar sabor y aroma, la cantidad que se consume es muy poca y, por lo tanto, “su valor nutricional es escaso”, afirma Hoyos.

Robles coincide en  calificar su aporte de nutrientes como “despreciable” porque, “al utilizar una cantidad tan pequeña, los hidratos de carbono, grasas, etc. que proporciona son casi inapreciables”.

La proporción de vitaminas, proteínas, fibra, minerales y demás componentes puede elevarse si se consume cúrcuma en cantidades más elevadas, en forma de suplemento nutricional. Sin embargo, las nutricionistas resaltan que, al menos de momento, no se aconseja tomarla de esta manera. Carrera advierte que “aumentar mucho la dosis puede ocasionar problemas digestivos”.