Azúcar de Datil Orgánico, 200g

Precio habitual $ 185.00

Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

El azúcar de dátiles es un endulzante natural y saludable, una buena alternativa al azúcar común, al azúcar moreno, etc., porque se trata de la propia fruta deshidratada y molida. Esto hace que no sea un azúcar que se disuelva o se funda con el calor, pero tiene muchas aplicaciones culinarias para endulzar con salud.

Contiene altas dosis de calorías, pero a diferencia del azúcar normal, aporta minerales, vitaminas y fibra que ayuda a mantener un buen tránsito intestinal a la hora de eliminar sustancias de desecho del organismo.

El azúcar de dátiles no es azúcar como la derivada de la remolacha. No se procesa para crear alcohol de azúcar, sino que se produce de dátiles secos muy finamente picados. Es muy dulce y a muchas personas le gusta porque es procesada al mínimo y es más natural que el azúcar derivada de la caña de azúcar.

Los dàtiles

El dátil es una fruta obtenida de la palmera datilera y es considerada edulcorante porque contiene aproximadamente 70% de azúcar y es muy nutritivo por su alto contenido en carbohidratos, hierro, potasio y fósforo. El dátil contiene vitaminas: A, Tiamina, Riboflavina, Niacina, Triptófano y Ácido Ascórbico. Es muy rico en Hidratos de carbono, Proteínas y Minerales: Calcio, Sodio, Magnesio, Zinc y Manganeso. Además es rico en Vitaminas A, C y muchas del grupo B . No tiene colesterol ni ningún tipo de grasas de origen vegetal, por eso es un alimento muy consumido por los deportistas.

Usos del azúcar de dátiles

El azúcar de dátiles no se funde bien, lo que resulta en manchas de color marrón en el producto final. Debido a que no se derrite, no es recomendable como edulcorante para glaseados.

El azúcar de dátiles se puede utilizar como un sustituto de otros edulcorantes en recetas que no requieren que el azúcar se funda. Cuando se usa para hornear, pueden aparecer en los alimentos pequeñas manchas color marrón. Sin embargo,  el azúcar de dátiles le da a los productos horneados una dulzura total.

Algunos recomiendan subistituir una taza de azúcar normal por una de dátiles, pero muchos encuentran que esta equivalencia puede hacer que la comida esté demasiado dulce. Otros expertos sugieren utilizar dos terceras partes de azúcar de dátiles como equivalente a una taza de azúcar blanca. Pruebe y decida según su gusto.

Si usted prefiere no hornear con azúcar de dátiles, puede darle otros usos. Por ejemplo, un yogurt y una fruta pueden cobrar vida poniéndole un poco de azúcar de dátiles en la parte superior. Considere la posibilidad de usarla sobre las tostadas de canela. Hay muchas recetas de pan, que sugieren granos enteros; en estos casos, utilice la azúcar de dátiles que le dará un sabor dulce y diferente al pan recién horneado.